• 25 MAY 20

    Real Decreto Ley 18/2020 de 12 de mayo

    En fecha 13 de mayo se publicó en el BOE núm. 134 el Real Decreto Ley 18/2020 de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo y que incluye nuevas medidas laborales extraordinarias para hacer frente a la crisis derivada del coronavirus, entre las que destacan especialmente aquellas destinadas a regular los ERTES por fuerza mayor.

    A partir de la entrada en vigor del nuevo Real Decreto Ley (13 de mayo de 2020) continuarán en situación de ERTE por fuerza mayor total derivada del COVID-19, aquellas empresas y entidades que contaran con un expediente de regulación temporal de empleo por causas de fuerza mayor y que las mismas impidan el reinicio de su actividad.

    Se encontrarán en esta situación mientras duren las causas de fuerza mayor y en ningún caso irá más allá del 30 de junio de 2020.

    No obstante, se prevé que se pueda fijar una prórroga si las restricciones de actividad persisten cuando llegue esa fecha.

     Se encontrarán en situación de ERTE por fuerza mayor parcial las empresas y entidades cuando las causas permitan la recuperación parcial de la actividad, hasta el 30 de junio de 2020. Podrán ir reincorporando a los trabajadores progresivamente, ajustando las medidas tomadas en el ERTE, pudiendo pasar de suspensión a reducción de jornada.

    Durante el periodo en que dure el ERTE, si hay alguna variación en las medidas, las empresas deberán comunicar al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) los cambios.

    Así mismo, se establece la obligatoriedad de comunicar el fin del ERTE o renuncia total en un plazo máximo de 15 días desde la fecha en que tenga efectos.

    •Se establecen las condiciones para el mantenimiento de empleo de 6 meses y no se aplicará a las empresas en las que concurra un riesgo de concurso de acreedores.

    El plazo para compromiso de mantenimiento de empleo de 6 meses computará desde la reincorporación de las personas afectadas por el ERTE, aunque sea parcial.

     No se considerará incumplido dicho compromiso cuando el contrato de trabajo se extinga por despido procedente, dimisión del trabajador, muerte, jubilación, incapacidad o fin de llamamiento de fijos discontinuos, así como tampoco por expiración del tiempo convenido en los contratos temporales, realización de la obra o servicio o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad para la que fue contratado.

     

    En el caso de que no se cumpla el compromiso, deberán devolverse los beneficios aplicados en seguridad social más el recargo e intereses correspondientes.

    •Las empresas con ERTE por fuerza mayor podrán iniciar un ERTE ETOP

    Las empresas que estén en situación de ERTE por fuerza mayor y prevean que no van a poder recuperar su actividad, podrán tramitar la solicitud de ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

    Cuando el ERTE ETOP se inicie tras la finalización del ERTE por fuerza mayor, la fecha de efectos del ETOP se retrotraerá a la fecha de fin del ERTE por fuerza mayor.

    • Exoneraciones en el pago de Seguridad Social para las empresas, en función del tipo de ERTE en el que se hallen

    La nueva norma establece que los porcentajes aplicados durante los meses de marzo y abril (empresas en ERTE por fuerza mayor con menos de 50 trabajadores, están exentas de cotizar el 100% de las cuotas en seguridad social, 75% si tienen más trabajadores) se prolongarán los meses de mayo y junio de 2020 para los ERTES de fuerza mayor total.

     Las empresas que apliquen un ERTE parcial, es decir, que vayan reincorporando a sus trabajadores como consecuencia de la recuperación parcial de su actividad, estarán exoneradas del pago de la cotización empresarial a la Seguridad Social, desde la fecha en que los reincorporen, en las siguientes proporciones:

    -Por los trabajadores que vuelvan a su actividad:

    a)     Empresas con menos de 50 trabajadores:

    85% de exención en las cotizaciones de mayo

    70% de exención en las cotizaciones de junio

    b)    Empresas con más de 50 trabajadores:

    60% de exención para las cotizaciones de mayo

    45% de exención en las cotizaciones de junio

    - Personas trabajadoras que no se reincorporen a su actividad:

    a) Empresas con menos de 50 trabajadores:

    60% de exención en las cotizaciones en mayo

    45% de exención en las cotizaciones en junio

    b) Empresas con más de 50 trabajadores:

    45% de exención en las cotizaciones de mayo

    30% de exención en las cotizaciones de junio

     Las exenciones se aplicarán tras la solicitud de la empresa, que debe comunicar la nueva situación al SEPE y Seguridad Social, siendo imprescindible la comunicación de variación de cada Código de Cuenta de Cotización y adjuntar una declaración responsable por cada trabajador antes de solicitar el cálculo de liquidación de cuotas a través del Sistema de remisión electrónica de datos en el ámbito de la Seguridad Social (Sistema RED) de cada mes.

     Todos los trabajadores afectados por un ERTE acceden a estos beneficios:

    1. Acceso a una prestación contributiva por desempleo, aunque no cumplan con el periodo de cotización mínimo necesario.

    2. El tiempo que dure esta prestación por estas circunstancias extraordinarias no computará a efectos de consumir los periodos máximos de percepción de prestaciones.

    3. Serán aplicables a todos los trabajadores afectados, aunque tuvieran suspendido el derecho a prestación o no hubiesen cotizado el mínimo.

    4. La base reguladora de la prestación será el resultado de computar el promedio de las bases de los últimos 180 días cotizados en la empresa.